Financiación para startups

Cómo conseguir financiación para tu startup: De la idea a la empresa

POWERING OFFROAD
POWERING OFFROAD
Empowering Riders Worldwide. Worldwide community of amateur riders united by a lifestyle of health, fitness and passion for off-road sports.
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on telegram
Share on print

Una startup simplemente es el nacimiento de una nueva empresa, es una fase de arranque por la que cualquier empresa o corporación ha tenido que transitar necesariamente. La financiación para startup es un gran desafío.

Las startups no son un tipo de empresa, sino una fase concreta del crecimiento de cualquier empresa. 

Ahora que ya leíste la palabra startup muchas veces, vamos a mostrarte un poco más a fondo de qué se trata su paso a paso.

¿Cómo arranca una nueva empresa?

Una empresa puede nacer en cualquier lado, en una charla de risas con alguna cerveza entre amigos, en un cumpleaños, en un paseo off-road, o en un chispazo mental en medio de alguna manga de motocross o enduro.

Lo interesante es cuando esa idea se comparte o simplemente surge de a dos. Es observar algo en nuestra realidad o lo que nos rodea, es ver un mercado y darse cuenta que ahí falta algo y que puedes ir a por ello.

Nace para dar respuesta a un problema, a una necesidad.  Y aquí va un detalle que no te debes olvidar: Emprender es crear, pero crear no necesariamente es emprender.

Una persona creativa podrá poner en marcha distintos proyectos o será capaz de generar algo desde cero. Una persona creativa puede poner su foco en el arte, en la música, en la arquitectura, en la construcción, en la comunicación… 

Pero un emprendedor, además de ser una persona orientada hacia la creación de realidades, también está orientada hacia la solución de problemas concretos.

Un emprendedor estará dispuesto a asumir riesgo personal y se enfocará en la obtención de un rendimiento futuro.

Arrastrando la moto

Pregunta para emprendedores (o no) : ¿Cómo saber si eres un emprendedor o un creativo?

Estos son los factores clave que diferencian a los emprendedores de los creativos

Un emprendedor

  1. Observará una realidad.
  2. Identificará que existe un problema objetivo o subjetivo.
  3. Tendrá una idea simple para resolver el problema.
  4. Buscará dónde está el mercado de ese problema.
  5. Estará dispuesto a asumir riesgos económicos y personales iniciales, siempre.
  6. Tratará de probar rápido la viabilidad de su solución con un MVP mediocre.
  7. Le da igual que su creación sea bastante cutre en este momento.
  8. Se orientará desde el principio hacia la escalabilidad de su producto y la búsqueda de rendimientos futuros.
  9. No pondrá en marcha una start-up sin haber validado todo lo anterior.

Un creativo

  1. Observará una realidad.
  2. Identificará que existe un problema objetivo, subjetivo o imaginario.
  3. Tendrá una idea brillante, compleja y única que tendrá relación o no con el problema.
  4. No se preguntará si a alguien más le importa eso.
  5. Asumirá riesgos económicos y personales iniciales, según su valentía y resto de condicionantes de su vida.
  6. No se arriesgará a presentar su creación sin haberla perfeccionado completamente.
  7. Quiere sentirse orgulloso de su creación.
  8. No pensará en la escalabilidad del producto ni en los rendimientos futuros, que llegarán solos si consigue hacer un producto inmejorable.
  9. Pondrá en marcha una start-up con su interés centrado completamente en el producto que ha creado.
Financiación para startup

¿Emprendedores o creativos? Qué tal las dos cosas

Ahora te lanzaremos una gran verdad que el marketing y la narrativa positiva del las startup no te había contado antes: Si te identificas como creativo, te recomendamos que encuentres un emprendedor con el que co-fundar tu startup. 

Necesitas a alguien que piense en el dinero, en el modelo de negocio, en la escalabilidad (cuánto vamos a ganar de acá a tres años y cuánto vamos a crecer), en el mercado y en la estrategia. Y sobre todo, alguien persuasivo centrado en comunicar.

un producto excelente. Tu producto puede ser excelente, pero lo que vale es que la gente sepa que tu producto es excelente.

Si consigues a este emprendedor, juntos van a arrancar el proyecto con mucho mayor potencial de éxito. 

¿A qué ibamos con esto? A que por duro que sea, es mejor que asumas honestamente tus cualidades. Y si tu foco está en hacer un producto increíble, entonces tienes que juntarte con quien tenga como foco hacer una empresa increíble.

Emprendedores en reunión

¿Cómo se financia una start-up desde cero?

Los fundadores siempre tendrán que poner su propio riesgo y su propio dinero para empezar a comprobar si el problema que identificaron, el mercado que analizaron y la idea con la que quieren resolverlo tiene sentido o no. 

Aquí es cuando leerás que muchos te recomiendan que acudas a Friends, Family & Fools, pero es una auténtica irresponsabilidad que pretendas involucrar el dinero de otros para empezar a probar una simple idea.

Esa narrativa suena muy bien pero no tiene nada que ver con el mundo real.

No juegues con el dinero de otras personas que te quieren y que están dispuestas a darte todo lo que necesites. Nadie más que los fundadores debería aportar financiación en este paso tan inicial. 

De hecho, esta debería ser la primera prueba que descarta a los que no son realmente emprendedores. Si un fundador no está dispuesto a poner todo lo que haga falta para los primeros pasos, será mucho más dificil que lo haga cuando la estructura sea más grande y el riego mayor. La financiación para startup requiere valor y eso debe estar ahí desde el comienzo.

Además no tiene sentido quemar la carta del FFF en este punto de hipótesis. Mejor resérvate para cuando tengas totalmente validada tu hipótesis, cuando de verdad sea el momento de arrancar poniendo los recursos.

No necesitas ser rico para salir a testear tu idea

En POWERING ya hemos perdido la cuenta de la cantidad de gente que nos dijo “esto no funcionará”, y mira de quién se burlaron.

Nuestra CEO Andrea Mañas puede dar prueba de que su idea rebotó muchas veces ante miedos en forma de: “No somos tan inteligentes, si esto no existe ya es por algo” o “si fuera tan factible ya tendría que haberlo puesto en marcha alguien más”. 

Pues resulta que este mundo está lleno de necesidades sin resolver, solo hay que aprender a observarlas y a prestar atención a ellas.

La startup se nutre de muchas ideas y es un proceso. No puedes esperar que tu producto sea lo más cool desde el comienzo. 

Piensa muy bien cómo puedes aprovechar tus herramientas (así sean las más básicas) para salir a contrastar tu idea con una cantidad de usuarios importante, que te de una visión objetiva de si esto que está en tu cabeza puede funcionar o no.

Creenos, con muy poco dinero se puede salir al ruedo con un producto piloto. Un par de videos caseros y un PDF pueden ser lo que te separa de validar tu idea.

La mayoría de las startups son arriesgadas, porque emprender es tomar riesgos. ¿Que si nosotros  tuvimos miedo? Claro que sí. Ser valiente y emprendedor no significa no tener miedo, significa no paralizarse ante él. 

Financiación para startups

¿Qué es la financiación de Friends, Family & Fools y por qué la necesitas para empezar una start-up?

Pocos creerán en el potencial de una idea sin que los emprendedores hayan probado una mínima viabilidad. Pero si hay alguien que pueda ser así de imprudente, esas son las personas que más te quieren.

Ellos te verán con buenos ojos. Así que no les pidas dinero hasta que no estés seguro de tu hipótesis. 

En esta fase inicial es momento de crear un modelo de primer producto, o lo que en el ambiente de negocio llaman MVP con dos objetivos:

  1. Validar que existe demanda
  2. Auto financiarse lo más posible

Esta será tu primera fase de financiación para construir un equipo que trabaje contigo en el proyecto piloto

  1. Desarrollo de primer producto (MVP)
  2. Desarrollo del modelo de negocio (suscripción, compra, publicidad o datos, no hay más)
  3. Planificación de la estrategia de venta (cómo llegáis a los primeros clientes, cuánto te cuesta llegar a ellos, cómo los fidelizas y cómo los recuperás si en un primero momento no les gustas)

Cualquier start-up que en esta fase inicial donde sólo dispone de la financiación de FFF, esté pensando en cualquier otra cosa, estará tirando el dinero a la basura.

Olvídate de chorradas de pacto de socios, reparto de acciones, contratación de trabajadores fijos, publicidad o marketing en este momento de la startup. Y a menos que las RRSS sean el eje central de tu estrategia de venta, aléjate de ellas, no las necesitarás hasta más adelante.

Céntrate en hacer lo más eficiente, lo más barato y lo más rápido posible ese primer producto MVP para salir al mercado a ver qué tal funciona. Después de ese primer feedback habrás llegado a la siguiente fase.

¿Cómo conseguir prestamos para pequeñas empresas?

Lo que más les importa a las entidades de crédito es saber si les devolverás el dinero que te van a prestar. Y dentro de todo el universo de incertidumbre que rodea a una start-up, tendrás que buscar la fórmula para restar riesgo a esa operación.

Puedes optar por varias vías:

  • Acudir a entidades públicas que conceden créditos blandos (ENISA, CDTI, Unión Europea…)
  • Buscar subvenciones públicas (ICEX, fomento del emprendimiento…)
  • Acudir a entidades privadas de crédito, con o sin aval bancario.

Aquí tienes un listado de las ayudas públicas que existen en España, en la financiación para startup o pequeña empresa. Pero si no tienes ni idea de por dónde empezar y no quieres perder tiempo de trabajo, lo mejor que puedes hacer es buscar un consultor financiero que te ayude a enfocar la estrategia, que conozca cómo funciona el sector crediticio y que busque la mejor opción para ti.

Preparación para ronda de inversores

Financiación para startup: ¿Qué es una ronda de inversión?

Una ronda de inversión es una forma de financiación que tienen las startups  (sobre todo las que son altamente escalables) .

Las startups intentan anoticiar de que están buscando ampliar el capital de la empresa, dejando que entren terceras personas ( en este caso inversores ) dentro del capital de la empresa, aportando una X cantidad de dinero que acuerden con la startup.

Como resultado, al cerrar una ronda de inversión la idea es que se haya incrementado el capital social de la empresa, a través de un monto líquido y que ese dinero haya ingresado al considerar una valoración X de la empresa. 

Es decir, la startup y los inversores, acordaron previamente que la empresa vale X dinero y que por lo tanto la startup cede un porcentaje de las acciones a cambio de X cantidad de dinero.

La ronda de inversiones busca la ampliación del capital a cambio de una parte de las acciones de la empresa. Los inversores son en realidad nuevos socios.

¿Todas las startups pueden financiarse a través de la ronda de inversores?

La respuesta claramente es NO. No todas las startups deberían optar por este método.

La ronda de financiación es una opción más, pero depende…

  1. Del tipo de startup 
  2. Del producto que venda 
  3. Del mercado en el que venda
  4. De qué tan avanzado está su proceso de digitalización
  5. De qué grado de escalabilidad y crecimiento tiene

Todos estos factores van a determinar si sirve esta la ronda de financiación como herramienta para el crecimiento de una startup o no.

Los inversores buscan obtener un retorno en el futuro. Es decir que si invirtieron 200.000 euros, dentro de cinco años el aumento del valor de la empresa responda a eso. 

Vamos a pasarlo a un ejemplo: Los inversores pusieron 200.000 Euros por el 20 por ciento de las acciones de una startup. 

Dos años más tarde, la startup vale 2 millones de euros y por lo tanto el valor de esas acciones se multiplicó, entonces obtienen un gran retorno de la inversión.

La startup puede ser vendida o puede entrar en una nueva ronda de financiación y así generar lo que llamamos un “evento de liquidez”. 

¿Qué significa esto? Básicamente significa que los inversores pueden decidir si continúan en esta siguiente etapa de crecimiento y financiación de la startup o deciden retirarse de la empresa vendiendo sus participaciones y obteniendo un retorno.

Reunión-de-negocios-para-financiación-de-startup-

¿Cómo ponemos en marcha una ronda de inversores?

Cómo ya vimos, lo primero que tienes que hacer es decidir tú, o el grupo de socios que conforman la empresa, si es necesaria la financiación de la startup a través de inversores para continuar dando pasos en el crecimiento.

Ese financiamiento puede ser necesario para que pongas en marcha distintas acciones como:

  1. Acciones de marketing o comerciales
  2. Acciones de desarrollo del producto

¿Qué debes estimar? 

Concretamente antes de meterte en una ronda de inversores debes tener clarísimo qué acciones necesitas ejecutar para crecer, cómo las vas a llevar a cabo y cuánto te costará.

Una vez la startup tenga eso bien claro, lo que debes preparar es un Elevator Pitch

¿Suena raro? Es probable que tengas que acostumbrarte a toda esta terminología de negocios, pero bajándolo a tierra no es nada que no puedas asimilar.

El Elevator Pitch es el nombre que se le suele dar a un discurso que vas a armar, con una duración de más o menos 8 minutos.

¿Qué hay en el discurso? 

  1. Debes explicar qué es tu empresa
  2. Quién es el equipo fundador 
  3. Qué acciones quieren llevar a cabo
  4. Qué hitos consiguieron hasta el momento
  5. Cuánto dinero necesitas para ejecutar las acciones
  6. Qué perfil de inversores quieren atraer

Búsqueda de inversores para la financiación de una startup

Debes empezar a contactar con foros de inversores, fondos de inversión, business angels, etcétera.

Aquí no hay grandes secretos, debes hablar con mucha gente y hacer una labor de relaciones públicas grande. 

Sí, te tocará sentarte a tomar un café con un posible inversor, deberás investigar, preguntar, enviar mails, pero sobre todo ir con un primer impacto super coherente de a dónde apuntas.

Los inversores no suelen perder el tiempo y debes aprovecharlo al máximo.  Lo que tienes, lo que buscas y cómo piensas lograrlo debe estar muy afinado antes de emprender esta búsqueda.

Financiación para startup

Ronda de inversiones en cuatro pasos 

Una ronda de inversiones tiene 4 bloques diferentes.

Fase de análisis

Aquí tienes una hipótesis de acciones que quieres emprender y cuál va a ser el retorno de dinero por esas acciones. 

¿Qué planes vas a ejecutar? ¿Cuánto dinero necesitarás? ¿Qué porcentaje de tu empresa estás dispuesto a ofrecerle a los inversores a cambio de ese dinero?

Fase de presentación 

  1. Tu elevator pitch va en directo ante los inversores, con una buena narrativa. Sí, como una película, tienes que tener una buena historia para contar, que además sea clara, medible y por supuesto, acompañada de una presentación gráfica o audiovisual que la haga más divertida.
  2. También necesitas lo que llamamos DECK. Es una presentación, pero más extensa, con más información. 
  3. Un flyer, un dossier que puedas darle a los inversores cuando los agarras en frío y no quieres que se pasen horas (que créenos no se van a pasar) leyendo tu proyecto. Con esta breve descripción de una página pueden leer lo más importante mientras se toman un café en un break.
  4. También el documento de financiación, un documento más técnico con todos los números de financiación para una startup. No te vas a divertir en esta parte, así que relájate, practica algunos ejercicios de yoga antes de comenzar y ponte junto con tus socios a armar los números que proyectan (generalmente los inversores te pedirán proyección para 3 o 5 años más adelante).
  5. Si el proyecto es digital debes tener a mano un documento donde puedas mostrarle a los inversores todas las métricas: ¿Cuántos usuarios entran a tu página por mes? ¿Cuánto tiempo permanecer allí? Aquí tienes una forma muy clara de mostrarle a los inversores por dónde vas. 
Presentación digital- BRIEF para inversores

Fase de Negociación

Ya no estás mostrando el proyecto a cada rato. Esa parte que te hizo transpirar tanto ya quedó atrás.

Lo que viene aquí es profundizar sobre los objetivos de la empresa, la manera de medir si se consiguen o no las metas y qué estrategias vamos a poner en marcha.

Vas a negociar, a establecer cuántos van a ser los socios y cuánto del total de la empresa se van a llevar con la entrada de dinero.

Es un pacto de socios donde se establece la parte legal, las garantías. Un abogado amigo aquí no te vendrá nada mal, para no perder tanto tiempo en detalles que quizás no manejes.

El abogado de confianza se encargará, entre otras cosas, de que no firmes cosas que no te convienen a la hora de conseguir la financiación para tu startup.

Fase final 

Aquí es cuando tienes que cumplir con todos los reportes a los nuevos socios inversores. 

Debes mostrarles que vas a invertir el dinero donde dijiste que ibas a hacerlo. La startup que ya consiguió financiación debe comunicarse con los inversores (generalmente cada tres meses) para contarles cómo va todo de una manera formal.

Estadísticas de performance- Financiación para startup